1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Buenas prácticas para mejorar la ciberseguridad en la banca online

ciberseguridad en banca online

La revolución tecnológica ha extendido entre los usuarios el uso de ordenadores y dispositivos móviles para hacer transacciones online y consultar las cuentas. No obstante, la ciberseguridad no esta tan implantada por parte de esos mismos usuarios al realizar dichos actos.

Es necesario tener en cuenta una serie de buenas prácticas a la hora de realizar operaciones bancarias  través de Internet para evitar sorpresas.

Vamos a ver a continuación 10 buenas prácticas necesarias que nos pueden ayudar en este sentido:

  • No utilizar ordenadores o dispositivos desconocidos para realizar transacciones. Si vamos a utilizar nuestras tarjetas de crédito para operar sobre nuestras cuentas, es importante que lo hagamos siempre desde nuestros propios ordenadores o smartphones.
  • Conexión a redes seguras. Procurar utilizar un red privada virtual (VPN) que tenga cifrada la comunicación por si hubiera algún intento de interceptar nuestros datos.
  • Actualizaciones de nuestro sistema operativo al día. Respetar las actualizaciones periódicas de nuestro sistema operativo y las principales aplicaciones que utilicemos, ya que incluyen mejoras de seguridad. Podemos activar la configuración automática en aquellos casos que lo permitan para no tener que estar pendientes.
  • Soluciones de seguridad y antivirus. Es imprescindible instalar una solución de seguridad que nos proteja de virus y malware y garantice seguridad 100% en nuestras transacciones bancarias.
  • Utilizar contraseñas fuertes. Debemos emplear contraseñas largas y alfanuméricas, que combinen letras, números, mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales. Olvidar las contraseñas cortas, que incluyen datos demasiado obvios como nuestra fecha de nacimiento, nuestro nombre, etc.
  • No utilizar la misma contraseña para más de una aplicación. Las contraseñas en cada servicio deben ser distintas y renovarse con frecuencia para dificultar el trabajo de los ciberdelincuentes.
  • Utilizar autenticación de doble factor. Allá donde sea posible debemos usar autenticación de doble factor, para garantizar que el usuario es la única persona que puede acceder a su cuenta aunque alguien conociera su contraseña.
  • Estar alerta de estafas y engaños. Los ciberdelincuentes intentan engañarnos con correos falsos, suplantaciones de identidad… Nunca responder a estos correos ni acceder con nuestra clave desde ellos. Consultar con el banco o la entidad en caso de duda.
  • Desconectarse de la aplicación al terminar la sesión. Al terminar la transacción con el banco pulsar salir o hacer “log out”. Así evitaremos que la sesión se quede abierta y que terceros puedan acceder a ella y a nuestros datos confidenciales.
  • Activar notificaciones SMS. Si recibimos el aviso podemos actuar con mayor rapidez en caso de algún movimiento sospechosos en nuestra cuenta que no hayamos hecho nosotros.