1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

¿Cómo debe ser el software para tu empresa?

software

En esta época de transformación digital empresarial muchas compañías, pymes y emprendedores no tienen claro qué tipo de software utilizar para aprovechar todo el potencial que puede ofrecer a la organización.

Un buen software puede aumentar en competitividad, rebajar los costes de gestión y proporcionar mayor agilidad, alcanzar un público mayor, reducir errores humanos y mejorar la toma de decisiones, entre otras ventajas.

Lo que las empresas deben tener en cuenta es que un software es una herramienta para obtener esas ventajas, no la solución en sí misma. De lo que se trata es de encontrar la mejor solución para cada una de las necesidades.

El software perfecto para nuestra empresa deberá tener las siguientes características:

  • Escalabilidad: que el software que se escoja tenga capacidad para crecer con la propia empresa y desarrollarse al mismo tiempo.
  • Multidispositivo: ágil, versátil, seguro y fiable, online y multiplataforma, que permita el acceso universal a la información desde cualquier dispositivo y lugar.
  • Sencillo: muy intuitivo y fácil de usar. Ideal si se acompaña de un soporte que pueda ayudar cuando surjan problemas.
  • Medible: que permita medir las acciones y los resultados que se obtienen con ellas. Tener datos es fundamental para poder analizarlos, sacar conclusiones y emprender los ajustes necesarios.

Una vez cumplidos estos requisitos, otra de las dudas que asaltan a las empresas es si el software debe de ser de licencia o en la nube. Muchos especialistas aseguran que es preferible la segunda opción, ya que hoy en día estamos conectados prácticamente todo el tiempo. Por lo tanto, el software debe estar online, ya que nos brinda las siguientes ventajas:

  • Disponibilidad: basta con tener un navegador y una conexión a internet para acceder al software desde cualquier lugar. No reside en nuestro equipo.
  • Gestión de costes: el modelo SAAS (Software as a Service) con el que suelen comercializarse las aplicaciones en la nube implican el pago de una suscripción que suele cubrir todos los servicios: atención al cliente, copias de seguridad, mantenimiento, etc. Así se simplifica la gestión de costes.
  • Seguridad y comodidad: el proveedor es el que se encarga de las copias de seguridad, los requisitos legales y el que ofrece garantía de que los datos no se pierdan.

Por otro lado, otros expertos señalan inconvenientes, como la dependencia absoluta de la red: una caída de la conexión puede dejar fuera de combate al negocio todo el tiempo que dure.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *