1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

A través de sus app las empresas españolas venden tres veces más

apps

Las apps se han revelado como un herramienta indispensable de compra. En España el e-commerce se afianza a través del móvil con 27 millones de usuarios activos de apps. Según diferentes estudios, las apps triplican las ventas online para las empresas, los usuarios compran hasta tres veces más si las transacciones se realizan mediante una de estas aplicaciones exclusivas para la venta móvil.

Sin embargo, en España todavía se tiene muchas reservas hacia las compras online y más del 58% consideran que hay diversos aspectos que mejorar en los procesos de compra online. Gracias a las apps hemos conseguido agilizar los procesos y el consiguiente ahorro de tiempo. Sin embargo ese tiempo lo gastamos  en la recepción de los productos o en hacer devoluciones.  Vamos a ver las principales demandas al respecto:

  • Recogida de la compra: sin duda es el inconveniente principal que encuentran los consumidores online. Para recoger el paquete es necesario que haya alguien en casa o en el lugar de destino. Tanto si nos sirve la mercancía correos como una agencia de transporte, existen condicionantes. En el primer caso, si no nos encuentran en casa tendremos que ir a la oficina, con lo cual no ahorramos tanto tiempo como sería deseable de una compra online. En cuanto a la agencia de transporte dependemos de los horarios del transportista y de que coincidan con los nuestros. Para evitar estos problemas han surgido servicios de recogida en taquillas electrónicas que permiten al usuario recoger sus compras en el momento que pueda.
  • Devoluciones: si lo que nos ahorramos de tiempo con una compra online lo acabamos perdiendo si hay que devolver ese producto es que algo está fallando. Se estima que el 70% de aquellas personas que no compran online no quieren hacerlo precisamente por si hay que devolver el producto. También están aflorando nuevos sistemas de devolución que permiten devolver la compra sin moverse de casa.
  • Desconfianza hacia el proveedor: todavía hay muchos usuarios que no se fían del estado en el que llegará el artículo, de poner el número de su tarjeta de crédito en una transacción por Internet, etc. Para solucionar estas reticencias que tanto están costando superar a la sociedad española, algunos servicios apuestan por la transparencia plena de los pedidos, de forma que el cliente tengan información directa de cada paso del proceso de compra, envío, etc.