1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Cómo debe organizarse el espacio en una oficina

oficina

Durante años ha existido una tendencia por los espacios de trabajo diáfanos, eliminando despachos, muros y paredes en las oficinas. Sin embargo, algunos expertos señalan hoy en día la tendencia contraria.

Según sus defensores, la solución diáfana para el espacio en una oficina responde a cuestiones de optimización del espacio, además de fomentar una mayor cooperación y coordinación entre los trabajadores. Al desaparecer las paredes parece que la interacción entre los empleados debiera ser mayor. Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con esta idea.

Recientemente se realizó un estudio por parte de dos profesores de la Universidad de Harvard que después de analizar dos oficinas a las que se habían eliminado las paredes, dio como resultado que las interacciones cara a cara entre el personal habían disminuido ni más ni menos que un 70%.

Sin embargo, puede que los directivos estén fallando al pensar en el lugar donde quieren que se produzca la interacción. Muchos especialistas piensan que este tipo de relación es mucho más útil propiciarla en pasillos y cafeterías. Existen experiencias que revelan que ubicar una máquina de café en un lugar de paso aumenta las interacciones entre personas de diferentes equipos.

Teniendo todo esto en cuenta, algunos expertos recomiendan organizar el espacio de una oficina en cinco zonas:

  • Concentración
  • Colaboración
  • Aprendizaje
  • Socialización
  • Desconexión

Cada una de estas zonas se encarga de potenciar un aspecto distinto del trabajador, necesario para la realización correcta de su tarea.

Respecto  a la zona de concentración, más del 85% de los empleados afirma que no puede concentrarse adecuadamente en los espacios diáfanos, de tal forma que muchos de ellos tienen que abandonar el espacio de la oficina para poder acabar su trabajo. Por ello, es de importancia crucial crear espacios en los que los empleados puedan desarrollar su labor sin interferencias ni impedimentos a su concentración.

Por otro lado, en cuanto a la zona de aprendizaje, es un espacio de interacción necesario para que las personas puedan interactuar entre ellas para que se produzca el aprendizaje y la colaboración.

Por su parte, las zonas de socialización y desconexión son absolutamente necesarias para que los empleados puedan relajarse mínimamente y descansar de la tarea tomando un café o manteniendo una charla distendida  con los compañeros. Es algo esencial para que los trabajadores puedan desempeñar su trabajo cotidiano de la manera más apropiada posible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *