1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Vitalis Bienestar estudio antropométrico entrenamiento masa corporal

En Vitalis Bienestar siempre estamos atentos a las posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos en el ámbito de la medicina deportiva, sobre todo en aquellos aspectos que permiten mejorar la eficiencia de tu entrenamiento personal, evitando la aparición de dolencias y lesiones.

En este sentido, hoy queremos destacar la importancia de una herramienta bastante útil, como es el estudio antropométrico, consistente en un sencillo sistema de medición de distintos segmentos corporales, que permite obtener un elevado volumen de información acerca de nuestra fisonomía y composición corporal.

Conoce las ventajas del estudio antropométrico con Vitalis Bienestar

La realización de un estudio antropométrico no se limita a la evaluación de nuestra altura y nuestro peso corporal, sino que además analiza cuál es la distribución de nuestro peso en sus diferentes componentes (huesos, órganos, músculo, grasa y líquidos).

Este examen anatómico nos permitirá, además, conocer cuál es nuestra composición real y en qué medida podemos mejorar su calidad en términos de salud.

Así, por ejemplo, a partir del conocimiento de la cantidad de grasa presente en nuestro organismo y su peso, estaremos en disposición de estimar nuestra masa corporal magra, como el resultado de restar a nuestro peso total el volumen de nuestro peso graso.

Desde Vitalis Bienestar consideramos muy útil la realización de este análisis, ya que esta información permitirá establecer rutinas de entrenamiento que transformen masa corporal grasa en masa corporal magra, fundamental para la disminución de nuestro peso y, sobre todo, para la consecución de una distribución más óptima de nuestra composición corporal, lo que influirá muy positivamente en una mejora de nuestro metabolismo y rendimiento deportivo.

Además, la realización de rutinas destinadas al incremento de nuestra fuerza dará como resultado un mayor nivel de resistencia a la fatiga durante el desarrollo de nuestro entrenamiento diario.

En resumen, este trabajo específico deberá contemplar tanto ejercicios para las extremidades superiores como para el tronco y el tren inferior, siendo muy aconsejable que vaya acompañado de un plan nutricional complementario.