Gastos ocultos que las empresas suelen olvidar

gastos ocultos
Muchos planes de empresa olvidan una serie de gastos ocultos que con el tiempo habrá que afrontar y que luego pueden dar más de una sorpresa desagradable. El control de gastos dentro de la empresa es una estrategia financiera que debe estar encaminada a lograr mayores beneficios y a evitar despilfarros innecesarios. Atención a esas partidas que deben preverse y que son tan necesarias: Leer más

30 empresas españolas en el ranking de las que más crecen del Financial Times

aquinas

El Financial Times ha hecho público su ranking de las 120 empresas que más han crecido entre los años 2012 y 2015. Esta lista se elabora teniendo en cuenta el incremento de facturación en dichos años, exclusivamente de compañías independientes europeas. Según este diario británico, España, con 30 empresas, es el país que coloca un mayor número de organizaciones en esta clasificación. Le sigue Gran Bretaña con 27 y Alemania con 25.  Leer más

Tipos de tarjetas de empresa que mejor funcionan para atraer a los clientes

tarjeta

Las tarjetas de empresa son una forma barata de promocionar tu negocio, y es que si cuentan con una buena presentación, pueden convertirse en una poderosa herramienta de publicidad que consiga hacer que tus clientes te recuerden rápidamente. No son un simple trozo de cartulina donde poder poner una serie de datos de interés, sino que son mucho más que eso.

Para empezar, la tarjeta que vayas a entregar será la carta de presentación de tu empresa para aquellas personas que todavía no la conozcan, y si ya la conocen será la forma de que te recuerden a ti antes que a tu competencia.

La mejor publicidad que puede existir es el “boca a boca” por lo te interesa que aquellas personas que estén contentas con tu empresa y les haya gustado la experiencia de trabajar contigo, no duden en entregar tu tarjeta cuando un amigo o compañero también pueda necesitar tus servicios.

Para conseguir que tu tarjeta sea especial y llame la atención del que la reciba, no es suficiente con poner tus datos y poco más de forma sencilla, tiene que tener un diseño coherente con lo que ofrece tu compañía y ser lo más original posible.

De la mano de https://www.flyeralarm.com/es, te vamos a dejar algunos consejos para diseñar la tarjeta de empresa idónea que te ayude a poder captar más clientes cada día.

Logotipo

Una de las técnicas que más funcionan es utilizar el logotipo de la empresa como protagonista de la tarjeta, de esta forma llamará la atención de quien lo vea y potenciará su recuerdo para cuando lo vea posteriormente.

Nuestro consejo es que lo pongas por un lado de la tarjeta y los datos de contacto como teléfono, dirección, nombre, etc. en el otro lado, de forma que el logotipo sea el único protagonista y no quede tapado por la información.

Si cuentas con un buen diseñador, captar la esencia de tu negocio con un buen dibujo, puede ser una muy buena opción para promocionarlo.

No sirve con buscar una ilustración cualquiera y ponerla en tu tarjeta. La ilustración que diseñes debe transmitir la originalidad y creatividad de tu negocio aportando también un toque elegante.

Tipografías hechas a mano

Sin duda, darás en el clavo si encuentras una frase hecha que vaya acorde con lo que tú quieres transmitir a la gente. Si no encuentras ninguna, también puedes crearla tú mismo de forma que les hagas llegar tu objetivo de la forma más natural.

Escribir frases de motivación con diferentes topografías que llamen la atención, invitarán al cliente a leerlas y recordarlas durante todo el día.

Formas

Las tarjetas con forma son tendencia en este momento. El objetivo será encontrar una forma que represente nuestra empresa. Si por ejemplo tu empresa es de fotografía, entregar una tarjeta con la forma de un objetivo llamará la atención de la persona que la reciba y hará que la recuerde para siempre.

Originalidad

Están muy de moda las tarjetas con doble uso. Es decir, una tarjeta que, además de ser original, pueda aportar otro uso al cliente para que pueda recordarla diariamente.

Si por ejemplo tu empresa vende quesos, podríamos entregar una tarjeta metálica con los datos en uno de los bordes y que a la vez sirviera de rallador de queso. De esta forma, cada vez que tu cliente fuera a utilizarla, recordaría dónde puede conseguir el producto.